Reuniendo Inspiración

La etapa más divertida de la planeación de la boda, en mi opinión es la conceptualización, es la etapa donde puedes soñar, reunir inspiración y hacer una lluvia de ideas por más disparatadas que parezcan. Empieza a recolectar inspiración y no te limites a buscar en las fuentes obvias.

Algo poco común como un papel de colgadura o el encaje de tu ropa interior preferida pueden convertirse en una idea sólida para incorporar a tu boda.

Si te llama la atención una tela, un color, una tarjeta que viste en internet o cualquier otro objeto, guárdalo e inicia un tablero de inspiración, verás cómo se va formando un tema o una paleta de colores. Puedes hacer tu tablero de inspiración de muchas formas, en el tablero de corcho en tu estudio, en un cuaderno de recortes o si prefieres el mundo virtual existen algunos sitios que te permiten recopilar tus ideas e imágenes favoritas en los populares e imprescindibles Inspiration Boards.

Te recomiendo visitar Project Wedding, donde te puedes registrar y empezar a construir tu propio tablero con las imágenes que ellos mismos tienen en su website. La labor es bastante extenuante pero si dispones de buen tiempo puedes animarte a hacerlo, de lo contrario deja esta tarea a cargo de tu Diseñador de boda, quien después de una selección puede darte una idea más concreta y orientarte en el proceso.

Anímate e inicia cuanto antes esta tarea, te ayudará a dejar el estrés de lado y comenzar a soñar con tu día inolvidable.

Feliz Inpiración!

Photo Source: One Fab Day, DressDo

 

Deja tu comentario

*